Husky Siberiano

Husky Siberiano
Husky Siberiano

Si quieres saber más sobre esta raza o comprar un Husky siberiano, contacta con nosotros.

El Husky siberiano es un perro de trabajo de tamaño mediano, rápido y ligero. El movimiento es libre y gracioso. Su cuerpo moderadamente compacto y bien cubierto de pelo, las orejas erguidas y la cola tupida con pelo de cepillo sugieren su herencia nórdica y su andar característico es suave y aparentemente sin ningún esfuerzo.

Lleva a cabo su función original de perro para tirar de la manera la más capaz, llevando una carga ligera a velocidad moderada a grandes distancias. Las proporciones y la forma de su cuerpo reflejan su equilibrio básico de poder, velocidad y resistencia.

Los machos de la raza Husky siberiano son masculinos, pero nunca toscos; las hembras son femeninas, pero sin manifestar debilidad en su estructura. En buenas condiciones de salud, con músculos firmes y bien desarrollados.

Historia

El pueblo Chukchi se distingue en dos tipos, los nómadas y los sedentarios.

El Husky Siberiano vio la luz entre estos últimos ( los sedentarios), generalmente asentados a las costas del mar de Bering, en el Ártico.

Por ello, debido a su condición sedentaria, los Chukchi se vieron obligados a criar perros que no solo pudieran recorrer largas distancias para acompañar a los hombres en sus partidas de caza y abastecimiento de alimentos, sino que también lo hicieran de la manera más energéticamente sostenible posible para no terminar agotados, pues el objetivo final era hacer de vehículo de transporte para llevar la carga de los alimentos de vuelta a sus asentamientos.

Origen

El origen genético del Husky Siberiano es aún incierto, sin embargo, las evidencias apuntan a la posibilidad de un cruce entre, perros de tipo chacal y perros de tiro importados de tribus cercanas como los koryak y kamchadal, que en algún momento pudieron ser cruzados con lobos árticos locales, en un intento de añadir ciertos rasgos estructurales y adaptativos al entorno, útiles para el perro de trabajo que tenían en mente y estudios arqueológicos recientes parecen apoyar esta teoría en parte.

Análisis de ADN de restos hallados en Siberia, revelan que estamos ante una de las razas más antiguas de perros en el mundo, llegado incluso a dataciones que nos revelan alrededor de 15.000 años de antigüedad.

Sin embargo, el Husky Siberiano fue prácticamente extinguido hasta en dos ocasiones. La primera ocasión, durante las guerras de conquista por parte del Imperio Ruso a las tierras Siberianas durante el siglo XVIII, y la segunda ocasión tras las primeras importaciones a Alaska, debido al cruce con perros locales en busca de la creación del perro perfecto de carreras.

Debido a esto, la pureza del Husky Siberiano ha tenido que ser recuperada genéticamente hasta en dos ocasiones y es imposible saber cómo eran exactamente en sus orígenes. Sin embargo, podemos comprobar que al menos, el perro criado en la actualidad es el más similar a las primeras importaciones que se realizaron desde Siberia a Estados Unidos, gracias a la ya existente fotografía en aquel entonces.

Fueron llevados a Alaska desde el año 1904 y continuamente durante dos décadas debido a la fiebre del oro. Fueron empleados para tirar de trineos, y especialmente para la carrera All-Alaska Sweepstakes, que comprendía 657 km desde Nome hasta Candle ida y vuelta.

De menor tamaño, más rápidos y de mayor resistencia que los perros comunes (entre 45 y 54 kg) usados en general, el Husky Siberiano inmediatamente dominaron la carrera.

Los más fuertes

En aquella época las hembras de husky siberiano que nacían eran sacrificadas al nacer, y únicamente conseguían sobrevivir aquellas que presentaban una gran vitalidad, ya que eran utilizadas para la reproducción. Los machos que nacían también tenían que pasar una prueba de aptitud, corriendo la misma suerte que las hembras, ya que los chukchi eran muy estrictos.

Los elegidos, en cambio, eran tratados de forma excepcional, con los mejores cuidados y la mejor alimentación.

En enero de 1925, a –30 °C, en Estados Unidos, una epidemia de difteria asestó un duro golpe a la ciudad de Nome, en Alaska. Allí el suero era insuficiente para atender a todos los afectados, y una gran tormenta impedía el despegue del avión que contenía la medicina. Pero dos husky siberiano llamados Balto, Togo (perro) y todos sus compañeros atravesaron el estrecho de Bering y llevaron el suero necesario. La hazaña duró más de cinco días.

En la actualidad, muchos de los husky siberiano registrados en América del Norte son descendientes de los primeros perros importados desde Siberia en 1930, habiendo sido entrenados por Leonhard Seppala.

Estándar del Husky Siberiano (FCI)

Si vas a comprar un Husky Siberiano o ya eres propietario de uno te interesan estas características

TAMAÑO Y PESO:

Altura a la cruz:

  • Machos: 21 a 23,5 pulgadas hasta la cruz (53,5 – 60 cm)
  • Hembras: 20 a 22 pulgadas hasta la cruz (50,5 – 56 cm).
    Peso:
  • Machos: 45 a 60 libras ingleses (20,5 – 28 kg)
  • Hembras: 35 a 50 libras ingleses (15,5 – 23 kg).

CABEZA

REGIÓN CRANEAL:

  • Cráneo: De tamaño mediano y proporcionado al cuerpo; ligeramente redondeado en su parte superior y adelgazándose gradualmente desde su punto más amplio hacia los ojos.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Bien definida
    REGIÓN FACIAL:
  • Trufa: Negra en perros grises, leonados o negros; color hígado en perros cobrizos; puede ser color carne en perros totalmente blancos.
    La « nariz de nieve » rayada de color rosa es aceptable.
  • Hocico: De largo mediano. El hocico es de anchura media, adelgazándose gradualmente hacia la trufa; la punta no es puntiaguda ni cuadrada. La caña nasal es recta desde el stop hasta la punta.
  • Labios: Bien pigmentados y apretados.
  • Mandíbulas / Dientes: Cierran en una mordida de tijera.
  • Ojos: Almendrados, moderadamente separados y muy poco oblicuos. El color de los ojos puede ser pardo o azul; son aceptables dos ojos de colores diferentes o un ojo heterócromo. Expresión vivaz, pero amable, interesada e incluso traviesa.
  • Orejas: De tamaño mediano y de forma triangular, colocadas muy cerca una de la otra, de implantación alta en la cabeza. Son gruesas, bien cubiertas de pelo, ligeramente arqueadas en su parte posterior e intensamente erguidas, con puntas ligeramente redondeadas, las cuales están dirigidas derecho hacia arriba.
  • CUELLO: De largo mediano, arqueado y llevado orgullosamente erguido cuando el perro está parado. Durante el movimiento al trote, extiende el cuello de manera que la cabeza es llevada ligeramente hacia adelante.

Cuerpo

  • Espalda: Recta y fuerte, con una línea superior nivelada desde la cruz hasta la grupa. Es de longitud media, ni relativamente corta como un perro « cob », ni elástica por longitud excesiva.
  • Lomo: Es tenso y delgado, más estrecho que la caja torácica y ligeramente levantado.
  • Grupa: Está inclinada en relación a la columna vertebral, pero nunca tan inclinada como para restringir el impulso trasero de los miembros posteriores.
  • Pecho: Profundo y fuerte, pero no demasiado amplio; su punto más profundo se situa justo detrás y a nivel de los codos. Las costillas están bien arqueadas desde la espina dorsal, pero aplanadas a los lados para permitir mayor libertad de movimiento.
  • COLA: La cola, que está bien cubierta de pelo, tiene forma de cepillo de zorro; está insertada justo por debajo del nivel de la línea superior y habitualmente, cuando el perro está atento, es llevada sobre la espala en forma curvada de hoz. Cuando es llevada levantada, la cola no se enrosca hacia cualquiera de los lados del cuerpo, ni tampoco descansa aplanada sobre la espalda. Es normal que la lleve colgando cuando el perro está en reposo. El pelo que cubre la cola es de largo mediano y aproximadamente del mismo largo en su parte superior e inferior y a los lados, dando así la impresión de un cepillo redondo.

Extremidades

Miembros Anteriores

Cuando el perro está parado y visto desde el frente, los miembros se observan moderadamente separados, paralelos y rectos. Los huesos son sustanciosos pero nunca pesados. La longitud del miembro desde el codo hasta el suelo es ligeramente mayor que la distancia desde el codo hasta la punta de la cruz. Los espolones de los miembros anteriores pueden ser extirpados.

  • Hombros y brazos: Escápula bien colocada hacia atrás. El brazo es ligeramente oblicuo hacia atrás desde la punta del hombro hasta el codo y nunca es perpendicular al suelo. Los músculos y ligamentos que tienen los hombros unidos a la caja torácica son firmes y bien desarrollados.
  • Codos: Cercanos al cuerpo y sin desviaciones hacia afuera o hacia adentro.
  • Articulación del carpo: Fuerte, pero flexible.
  • Metacarpos: Vistos de lado están levemente inclinados.
  • Pies anteriores: Ovalados, sin ser largos. Son de tamaño mediano, compactos y bien cubiertos de pelo entre los dedos y las almohadillas. Estas últimas son duras y bien acojinadas. Cuando el perro adopta la postura natural, los pies no muestran desviaciones hacia afuera o hacia adentro.

Miembros Posteriores

Cuando el perro está parado y visto desde atrás, los miembros posteriores están moderadamente separados y son paralelos.

  • Muslo: Bien musculoso y poderoso.
  • Rodilla: Bien angulada.
  • Articulación tibio-tarsiana: Bien definida y colocada abajo cerca del piso.
  • Pies posteriores: Ovalados, sin ser largos. Son de tamaño mediano, compactos y bien cubiertos de pelo entre los dedos y las almohadillas. Estas últimas son duras y bien acojinadas. Cuando el perro adopta la postura natural, los pies no muestran desviaciones hacia afuera o hacia adentro.

Manto

  • Pelo: El pelaje del Husky siberiano es doble y de largo mediano, dando la apariencia de ser tupido, pero nunca tan largo como para cubrir las líneas externas bien definidas del perro.

La lanilla interna es suave, densa y suficientemente larga como para sostener a la capa externa. Los pelos de la capa externa son rectos y algo pegados suavemente al cuerpo; nunca son ásperos ni están separados del cuerpo. Debe notarse que la ausencia de capa interna durante la muda es normal.

  • Color: Se permiten todos los colores desde el negro hasta el blanco puro. Es común una variedad de marcas en la cabeza, incluyendo muchos patrones llamativos no encontrados en otras razas.

El color blanco no deja ser un color de pelaje sorprendente para los husky siberiano, especialmente si imaginamos a estos perros blancos puros retozándose en la nieve y cómo pueden camuflarse en un campo completamente nevado.

Si bien técnicamente el blanco no es un color habitual para los husky siberianos, considérate afortunado si ves un husky blanco; el blanco es un gen recesivo que lo convierte en uno de los colores de pelaje más raros de esta raza.

Algunos husky siberiano de color blanco tienen áreas que pueden parecer de color crema claro, especialmente cuando se ven con luz brillante.

Temperamento

El husky siberiano tiene un carácter que hace especial a esta raza de perro.

Por lo general, se trata de perros cariñosos, juguetones y afables que disfrutan encontrándose dentro del núcleo familiar y sintiéndose parte de ella.

A pesar de ello este temperamento puede variar debido a sus desconfianza frente a desconocidos tanto otros perros como humanos, una vez superada ese primer encuentro volverá a su estado natural.

La historia del husky está entrelazada con la rutina diaria de mujeres y niños, por ese motivo, no debes preocuparte si tu husky siberiano y tu hijo juegan largas horas siempre que estén bien educados ambos. Los pequeños de la casa deben aprender a jugar con el perro tranquilamente mientras que el perro debe saber qué límites ha de respetar. Si no estás seguro que el juego pueda salir 100% bien (ya sea por culpa de uno o del otro) estate siempre presente y evita que pueda suceder una situación no deseada.

Es una raza que disfruta de la compañía de otros perros tanto en el hogar como fuera de él. Por ese motivo y para evitar problemas de comportamiento en un futuro debemos socializar y educar a nuestro cachorro de husky siberiano.

Cuidados y Salud

Antes de comprar un Husky Siberiano te interesa saber que:

El husky siberiano es un perro que suele tener una salud excelente.

Algunos problemas del husky siberiano se derivan de los ejemplares que muestran ojos claros (azules) y que pueden desarrollar:

( No significa que tengan que desarrollar alguna de estas enfermedades, pero son propensos a ellas)

  • Cataratas.
  • Distrofia de córnea.
  • Atrofia progresiva de retina.
  • Cáncer (en ejemplares de avanzada edad).
  • Displasia de codo.
  • Displasia de cadera. (saber más sobre la displasia)

Las enfermedades del ojo afectan al husky siberiano sin distinción de sexo y edad, y en ocasiones pueden provocar la pérdida total de la visión. Afectan al animal sin importar si el color de su iris es marrón, azul o una combinación de ambos.

Cuatro son las dolencias a cuya aparición el husky está predispuesto: cataratas bilaterales, glaucoma, opacidad de la córnea y atrofia progresiva de la retina. La incidencia de estas enfermedades en el husky es de un cinco por ciento, pero se consideran de gravedad, por lo que ante la aparición de cualquier molestia el perro debe ser llevado al veterinario inmediatamente.

Dolencias Principales

1.Cataratas Bilaterales

Enfermedad hereditaria que se caracteriza por la aparición de una opacidad o enturbiamiento en el lente del ojo. Aunque la dolencia es operable, la vista del perro no se recupera completamente. Si se agrava, puede terminar en ceguera, por lo que se recomienda realizar chequeos anuales que permitan detectar la enfermedad a tiempo.

Se llaman cataratas juveniles cuando aparecen en perros jóvenes. Existen también las cataratas del desarrollo, variedad de tipo degenerativo producida por toxicidad, lesiones en el ojo o enfermedades sistémicas sufridas por el animal.

La enfermedad puede aparecer a cualquier edad, aunque suele madurar de forma lenta en cada husky, hasta dejarlo ciego en algunos casos. ¿Cómo se propaga en el ojo? La catarata afecta al lente del ojo, estructura encargada de formar la imagen en la retina por medio de los rayos de luz. Al volverse opaca, la cantidad de luz que entra disminuye y por lo tanto también la capacidad de la visión; a medida que el problema se agrava, el tamaño de la opacidad va aumentando.

2.Glaucoma

Ocurre cuando el canal que controla la presión interna del globo ocular se vuelve más estrecho, por lo que esta presión aumenta a medida que el canal se bloquea. Cuando el husky haya cumplido el año, es necesario realizarle un examen para descartar la presencia de la enfermedad, y repetir dichos estudios anualmente, pues el glaucoma en perros puede provocar ceguera.

3.Opacidades Cristalinas Corneales

Llamadas también distrofia corneal, las OCC se originan en la córnea pero van extendiéndose por el resto del ojo, enturbiándolo e impidiendo la visión. Pueden afectar a ambos ojos, aunque no necesariamente al mismo tiempo ni con el mismo grado de gravedad.

¿Cómo se desarrollan? El ojo del perro empieza a producir una serie de cristales con forma de cono que van cubriendo la córnea hasta extenderse a la superficie del ojo. Es una enfermedad hereditaria, y puede aparecer a cualquier edad en el husky siberiano.

4.Atrofia progresiva de la retina

La APR es una patología hereditaria de la retina que causa la ceguera del animal y, por ello, está considerada como otra de las enfermedades más comunes del husky siberiano. No solo afecta a la retina sino también al forro interno de la misma, que es sensible a la luz que penetra en el globo ocular.

Existen dos tipos de APR, la primaria y al central:

  • Atrofia progresiva primaria de la retina: afecta a la visión nocturna, deteriorándola de manera gradual, por lo que es conocida como ceguera nocturna. Sin embargo, posteriormente también perjudica la visión durante el día, debido a una degeneración general de las células oculares. Puede iniciarse entre la seis semanas y los primeros años del animal, avanzando progresivamente hasta dejarlo ciego. Afecta a los dos ojos, aunque no necesariamente con la misma gravedad.
  • Atrofia progresiva central de la retina: en esta variante de la enfermedad el perro tiene mayor nivel de visión en ambientes oscuros que con luz. Le cuesta percibir los objetos que permanecen inmóviles, aunque detecta con facilidad los que se mueven. Aparece entre el primer año y el quinto.

El husky siberiano posee un hermoso pelaje grueso, pero es necesario estar atento a posibles infecciones de la piel que afecten a su apariencia y la salud de la dermis. Con respecto a enfermedades de la piel, tres son las más comunes en el husky siberiano: dermatitis nasal, deficiencia de zinc e hipotiroidismo.

5.Nariz de Husky

Es provocada por la deficiencia de zinc, o suele ser un síntoma de esta. Resulta tan habitual en esta raza que también se denomina “nariz de husky”. Sus síntomas son:

  • Caída del pelo de la nariz.
  • Enrojecimiento.
  • Lesiones nasales.
  • Despigmentación.

6. Deficiencia de Zinc

Esta deficiencia es genética en el husky, impidiéndole absorber el zinc que contienen los alimentos en las cantidades que necesita. Para diagnosticar este padecimiento. Es posible que el tratamiento de zinc que se le recete a tu perro deba ser administrado de por vida.

Entre los síntomas de la deficiencia de zinc están:

  • Picazón.
  • Caída del pelo.
  • Lesión en las patas, los genitales y la cara.

7. Hipotiroidismo

Aparece cuando la tiroides deja de generar la hormona tiroidea en las cantidades que el organismo del perro necesita para estabilizar su metabolismo. Para tratar esta falla, es posible que deba recibir medicamentos para esto para el resto de su vida

Antes de adquirir un Husky Siberiano, pregunta y asegúrate bien de los antecedentes familiares a tu criador, desde hund & Company te pondremos en contacto con lo criadores más seguros y fiables de esta raza.

Salud del pelaje

El mantenimiento del pelaje del husky siberiano limpio y cuidado es esencial para evitar problemas de salud como infecciones de la piel, infestaciones de parásitos o quemaduras solares, por ejemplo.

Por otra parte, existen varios factores que influyen en la salud de la piel y del pelo de estos perros, como, por ejemplo, la alimentación, la cual debe ser de calidad y variada. Otros factores serían el estrés o el uso de los productos cosméticos adecuados para las características específicas del animal.

Nunca se debe cortar el pelo a un husky siberiano. Su manto doble está diseñado para protegerlo no solo del frío, sino también del calor y de los rayos del sol. Si mantenemos el pelaje de nuestro husky en perfectas condiciones, ya lo estaremos protegiendo del calor: el cepillado airea el manto y le refresca

Es muy importante cepillar regularmente el manto del husky siberiano, de lo contrario, este acabará con enredos y nudos. La frecuencia recomendada es de al menos tres veces por semana. Sin embargo, recuerda que con la muda se debe cepillar el pelaje de los huskys todos los días.

Además, con el cepillado no solo eliminamos el pelo muerto, también arrastramos el polvo y la suciedad acumulada sobre el pelaje del animal. Por lo tanto, este proceso es esencial para evitar problemas de salud como las infecciones.

Si te ha gustado este artículo no olvides dejar un comentario. También puedes conocer sobre otras razas en nuestro blog.

Quizá te animes y quieras comprar un husky Siberiano, contacta con nosotros y vemos juntos las opciones de criador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Nuestro equipo est'a aqui para ayudarte
Ir arriba