Lulú de Pomerania : Introducción

Pomeranian
Lulu de Pomerania

Lulú de Pomerania, Pomeranian, o Spitz enano alemán son catalogados como perros Toy debido a su pequeño tamaño. Son alegres y amigables,  necesitan ejercicio de forma regular y entrenamiento.

Son inteligentes, aunque a veces no son conscientes de su pequeño tamaño y se enfrentan a perros mucho mayores.

Lulú de Pomerania: Un poco de Historia

Los antepasados del lulú de pomerania eran perros de trineo de países nórdicos como  Islandia y Laponia, que llegaron a Europa a través de Pomerania.

La región de Pomerania limita al norte por el mar Báltico , y fue ocupada por muchos pueblos: celtas, eslavos, polacos, suecos, daneses y prusianos.

Su nombre procede de Pomore o Pommern, lo que significa «junto al mar», y se le dio en tiempos de Carlomagno. Es en Pomerania donde el Spitz ganó fama como mascota y perro de labor.

Los criadores caninos mejoraron el pelaje y adaptaron al perro a la vida urbana, pero los pomerania pesaban más de 10 kg al llegar a Inglaterra. Se atribuye a los criadores la reducción de talla del animal y el desarrollo de su variedad de colores.

El Lulú de pomerania actual es pequeño debido a la crianza selectiva, pero conserva la robustez y el pelaje típicos de los perros de climas fríos.

Fue la reina de Inglaterra Carlota de Mecklemburgo-Strelitz quien introdujo al Lulú de Pomerania entre la nobleza de su país, pero la raza solo alcanzó fama internacional cuando su nieta Victoria volvió de unas vacaciones con un pomeranio llamado Marco.

Lulú de Pomerania

El Lulú de Pomerania como raza moderna no existió hasta el siglo XIX.

Los parientes más cercanos del pomerania son el Cazador de Alces Noruego, el Samoyedo, el Schipperke y toda la familia de los Spitz.

Como anécdota, en el hundimiento del Titanic, en la noche del 14 al 15 de abril de 1912, solo tres perros se rescataron , siendo dos de ellos de raza pomerania. Se sabe que uno de ellos se llamaba «Lady» y era propiedad de Margaret Hays, quien también se salvó.

Características Físicas del Pomerania

El Lulú de Pomerania es un auténtico perro “toy”, con una altura ideal de 20 a 30 cm y un peso de solo 1 a 3 kg. Normalmente alcanzan el tamaño adulto entre los 7 y 10 meses de edad.

Su cabeza tiene forma triangular, lo que le da cierto aspecto zorruno. Las orejas son pequeñas y alzadas. La cola, característica de la raza, debe curvarse sobre el lomo y portarse alta y horizontal.

Los Lulú de Pomerania poseen una amplia variedad de colores.

Normalmente el color rojo vivo es el más asociado a la raza, pero cualquier color desde el negro hasta el blanco, pasando por los tonos arena son aceptables, incluido el chocolate.

El pelaje tiene dos capas, la interior, densa y suave, y la exterior, larga, lacia y más áspera. Los machos mudan una vez al año; las hembras intactas lo hacen durante el celo, tras dar a luz y en épocas de ansiedad.

Según uno de los estándares raciales, el Lulú de Pomerania estará equilibrado; todas las partes de su cuerpo serán proporcionadas. También debe tener una expresión alerta como reflejo de su temperamento, que suele hacerlos muy indicados como perros guardianes.

Personalidad del Pomerania: Convivencia

Son perros activos que necesitan ejercicio diario, aunque solo sea dar una vuelta a la manzana. Son muy inteligentes y suelen desenvolverse bien en las competiciones de obediencia a pesar de su vena independiente. A medida que envejecen, son más propensos a volverse auténticos perros falderos.

Los Lulú de Pomerania suelen ser buenos perros de alerta y alarma y pueden ser propensos a ladrar de forma excesiva. Normalmente, son buenos con los niños, aunque se necesita advertir que estos pequeños perros no son tan resistentes como otras razas de mayor tamaño.

Los Pomerania normalmente son perros fáciles en cuanto a su convivencia, aunque algunos son muy quisquillosos con la comida.

No tienen tendencia a la obesidad, probablemente debido a su naturaleza activa. Su doble pelaje requiere un aseo regular al menos una o dos veces por semana, con sesiones diarias en la temporada de muda.

A pesar de su pequeño tamaño, necesitan ejercicio regular y entrenamiento.

Son muy inteligentes y disfrutan aprendiendo y ejecutando trucos nuevos. Generalmente se llevan bien con otros perros, pero debemos ser cautelosos siempre a la hora de juntar a un perro de raza toy con otros de razas de mayor tamaño que pueden dañarlos accidentalmente.

Si se crían con niños suelen aceptarlos muy bien pero si no pueden ser distantes.

Advertiremos a los niños que estos pequeños perros no son tan resistentes como otras razas de mayor tamaño, así que sus interacciones seán supervisadas.

Son excelentes perros vigilante con su actitud alerta y su tendencia a ladrar. Son grandes compañeros para la gente mayor por su actitud alerta y su pequeño tamaño

Cuidados y Salud del Lulú de Pomerania

Los Lulú de pomerania son una de las razas con el tamaño de camada media más bajo, entre 1,9 y 2,7 cachorros por camada.​ Suelen ser una raza saludable, resistente y longeva, viviendo entre doce y dieciséis años.​

Su principal problema es la luxación de rótula. También pueden padecer el síndrome de Legg-Calvé-Perthes y displasia de cadera, aunque son poco frecuentes en esta pequeña raza.

Conducto arterioso persistente (una enfermedad cardíaca) y colapso de tráquea se han convertido en serios problemas para la raza.

También son comunes la queratoconjuntivitis seca, los desórdenes en los conductos lacrimales y las cataratas, que pueden aparecer en adultos mayores y llevar a la ceguera.

Son frecuentes las enfermedades de la piel, especialmente las alergias (que suelen producir eczema húmedo o dermatitis húmeda aguda) y displasia folicular. Otros problemas incluyen hipotiroidismo, epilepsia e hipoglucemia. Ocasionalmente, puede darse hidrocefalia en los cachorros.

​Existe otro problema de salud muy conocido en el Lulú de Pomerania, es el denominado «Black Skin Disease» o BSD  también se conoce como alopecia X, la alopecia es un término para designar la pérdida del pelaje, la X significa que la causa de la pérdida del pelaje es desconocida.

Todas las razas de Pomerania tienen el gen que causa esta enfermedad,como resultado, BSD se diagnostica por exclusión sólo después de eliminar otras causas posibles, como infecciones fúngicas, disfunción tiroidea o suprarrenal, parásitos de la piel y otros.

La pérdida del pelaje generalmente comienza alrededor de la cola, donde el pelaje de la cola de Pomerania comienza a adelgazar.En otras ocasiones, la capa del cuerpo pierde algo de su color, volviéndose seca, gruesa o lanuda, incluso agrupándose.

Algunos problemas de salud pueden desarrollarse como consecuencia de la falta de higiene, y limpieza de los oídos y los ojos.

Con la debida atención rutinaria, estos problemas se pueden evitar. Como la mayoría de las razas «toy», son propensos a desarrollar caries temprana, por lo que se recomienda cepillarle los dientes semanalmente, y mantenerlo bajo una dieta saludable (muy pocas golosinas, pienso seco, y huesos para roer), así presentarán pocos problemas dentales.

Si te decides por la compra de este maravilloso pequeñín, asegúrate de la pureza de raza, tal cual hace uno de nuestros criadores asociados. Visita nuestro apartado en compra de mascotas y saldrás de duda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba