Perro Lobo Checo

Perro lobo de checoslovaquia, Lobo checo

Perro Lobo Checo

Historia del Perro Lobo Checo

 En el año 1955, se realizó un  experimento biológico, en los aquellos tiempos denominada Checoslovaquia, cruzando al Pastor Alemán con el Lobo de Carpacia (Kapatenwolf).

Los resultados fueron que tanto la descendencia de la cruza de perro con loba, así como de la cruza de perra con lobo, daban ejemplares que podían ser criados.

Para la continuación de la raza, la mayoría de los productos poseían condiciones genéticas favorables.

En el año 1965, al terminar los experimentos, inició el proyecto de crianza de la nueva raza, que debía mezclar las características útiles del lobo con las características favorables del perro.

En el año 1982, por propuesta de los clubes criadores de la entonces llamada Checoslovaquia, se reconoció al Perro lobo checo como raza nacional. 

Para quien es un Perro Lobo Checo ?

En principio, excluimos a familias con niños pequeños y personas mayores que no tendrían las condiciones físicas para garantizar un movimiento diario a este perro. La persona que elige un perro Perro Lobo Checo, debe ser particularmente sensible a las necesidades de una raza que de alguna manera todavía es “primitiva”, pero con un pulso firme y actitudes jerárquicas.

Perro Lobo checo

 

¿Qué comen?

El Perro Lobo Checo son animales carnívoros, por lo que la base de su alimentación debe ser la carne con huesos, pescado, vísceras, frutas y verduras sin cereales.

No es complicado. Solo debes tener un congelador y buscar ofertas en los supermercados.

Hoy en día también hay productos congelados de nutrición balanceada en tiendas de mascotas.

Aquellos que prefieren la comodidad de las croquetas, deberían optar por las que no tienen grano (sin grano).

Sin embargo, después de tantos años de selección todavía hay algún perro lobo checo que no pueden tolerar la alimentación industrial”.

En estos casos, siempre se recomienda la nutrición completamente natural, sin más experimentaciones: así los dueños evitarán los problemas digestivos y gastrointestinales de su mascota.

Ten en cuenta esta raza:

El Perro Lobo Checo tiene un carácter desconfiado: El PLC suele ser un perro más desconfiado con los humanos que otras razas que han sido genéticamente seleccionadas para cooperar con las personas como son los perros de caza o de pastoreo.

  • Gran necesidad de actividad física: Los Perro Lobo Checo es un perro que necesita grandes dosis de actividad física.
  • Gran necesidad de estimulación mental: son perros de trabajo con una gran inteligencia por lo que requieren ejercicio mental diario.
  • Necesitan resolver retos cognitivos frecuentemente. Cuando esta necesidad no se cubre, pueden desarrollar problemas de conducta.
  • Conductas independientes: son perros que buscan la interacción social con el humano en menor medida que otras razas. Tienen un carácter más independiente y, en general, son menos adiestrables.
  • Mayor sensibilidad que otras razas: Tienen una capacidad de oído y olfato superior a la de otras razas.

En términos generales, el Perro Lobo Checo ha heredado de los lobos un carácter desconfiado e independiente que los hace menos adiestrables que otras razas.

Características Físicas del Perro Lobo Checo

PROPORCIONES IMPORTANTES:
– Longitud del cuerpo: altura de cruz = 10 : 9
– Longitud del hocico: longitud del cráneo = 1 : 1,5

TAMAÑO Y PESO
Altura a la cruz: Machos: por lo menos 65 cm,     Hembras: por lo menos 60 cm.
Peso:                 Machos: por lo menos 26 kg,      Hembras: por lo menos 20 kg.

CABEZA: 

Simétrica, bien musculada, vista de los lados y de arriba, forma una cuña truncada. Características sexuales bien establecidas.

REGIÓN CRANEAL:
Cráneo: Visto de frente y de los lados, se puede distinguir una frente abultada. No presenta surco frontal notorio. La protuberancia occipital se distingue claramente.
Depresión naso-frontal (Stop): Moderadamente marcada.

REGIÓN FACIAL:

  • Trufa: De forma oval, color negro.
  • Hocico: Seco, no ancho. Caña nasal recta.
  • Labios: Apretados, adyacentes a las mejillas, comisura cerrada; el borde de los labios es negro.
  • Maxilares / Dientes: Maxilares fuertes y simétricos. Dientes bien desarrollados, sobre todo los colmillos. Mordida de tijera o pinza con 42 piezas dentales que constituyen la fórmula dentaria normal. Dientes ordenados uniformemente.
  • Mejillas: Secas y bien musculadas, sin sobresalir notoriamente.
  • Ojos: Pequeños, inclinados, de color ámbar. Párpados bien adheridos.
  • Orejas: Erectas, delgadas, triangulares, cortas (no más largas que 1/6 de la altura a la cruz); el punto más lateral de la implantación de las orejas y el ángulo externo de los ojos forman una línea. Una línea vertical imaginaria desde la punta de las orejas cae a lo largo de la cabeza.
Perro lobo checo

CUELLO:

Seco, bien musculado, formando durante la estática un ángulo de 40 grados con la línea horizontal. El cuello debe ser tan largo, que la nariz llegue al suelo con facilidad.

CUERPO

  • Línea superior: Con una fluida transición del cuello a la espalda; ligeramente caída.
  • Cruz: Bien musculada, notoria, sin afectar el flujo de la línea superior.
  • Espalda: Firme y recta.
  • Lomos: Cortos, bien musculados, no anchos, ligeramente caídos.
  • Grupa: Corta, bien musculada, no ancha, ligeramente caída.
  • Pecho: Simétrico, bien musculado, amplio, en forma de pera, con un estrechamiento hacia el esternón. La profundidad del pecho no llega hasta los codos. La punta del esternón no sobresale de la articulación del hombro.
  • Línea inferior y abdomen: Abdomen rígido, recogido. Flancos ligeramente metidos.
  • Cola: De implantación alta, colgando recta. Durante la excitación, por regla general, levanta la cola en forma de hoz.

EXTREMIDADES

  • MIEMBROS ANTERIORES: Rectos, firmes, delgados, cerca uno del otro, con los pies ligeramente torcidos hacia afuera.
  • Hombros: El omóplato está posicionado considerablemente hacia adelante, bien cubierto con músculos. Forma un ángulo de aproximadamente 65° con la línea horizontal.
  • Brazo: Con fuerte musculatura, formando con el omóplato un ángulo entre 120 – 130°.
  • Codos: Bien adyacentes al tronco, sin estar torcidos ni hacia adentro ni hacia afuera, notorios y bien movibles. El brazo y el antebrazo forman un ángulo de aproximadamente 150°.
  • Antebrazo: Largo, delgado y recto. La longitud del antebrazo con el carpo forma 55% de toda la altura a la cruz.
  • Articulación carpiana: Fuerte y movible.
  • Metacarpo: Largo, formando con el piso un ángulo de por lo menos 75°; elástico, oscilando ligeramente durante el movimiento.
  • Pies anteriores: Grandes, ligeramente torcidos hacia afuera; con dedos largos y arqueados; uñas fuertes y oscuras. Almohadillas oscuras, elásticas, bien desarrolladas.
  • MIEMBROS POSTERIORES: Robustos, paralelos. De las protuberancias ilíacas parte una línea vertical imaginaria que pasa por el medio de los corvejones. 
    Muslos: Largos, bien musculados, formando con la pelvis un ángulo de aproximadamente 80°. La articulación coxofemoral es estable y libremente movible.
  • Rodillas: Fuertes, bien movibles.
  • Piernas: Largas, concisas, bien musculadas, formando con el tarso un ángulo de aproximadamente 130°.
  • Corvejón: Delgado, fuerte, bien movible.
  • Metatarso: Largo, delgado, casi rectangular al suelo.
  • Pies posteriores: Dedos largos, arqueados, con uñas fuertes y oscuras. Almohadillas bien desarrolladas.

MANTO

Pelo: Recto, adherente. El pelo del invierno es muy diferente al del verano. En el invierno la lanilla interna es muy densa; en conjunto con la capa externa, cubre a todo el cuerpo con un grueso pelaje.

Es necesario que el pelo cubra completamente el abdomen, la parte interna de los muslos, el escroto, la parte interna del pabellón de la oreja y la área entre los dedos de los pies. El cuello también debe estar bien cubierto de pelo.

Color: Desde un gris amarillento hasta un gris plateado, con la característica máscara clara.

Pelo claro también bajo el cuello, y en la parte anterior del pecho. Se permite una coloración gris oscuro con máscara clara.

Datos Stardar según FCI

Temperamento del Perro Lobo checo

El perro lobo checo es un perro con mucho temperamento, muy activo, resistente, disciplinable, con reacciones rápidas, temerario y valiente. Desconfiando.

A su amo le muestra una fidelidad extraordinaria. Resistente hacia las inclemencias del tiempo, de utilidad muy versátil.

Aunque el ADN de estos perros está marcado por el temperamento del pastor alemán, no se debe olvidar que su origen se encuentra también en el lobo. Esto quiere decir que su temperamento es en realidad una mezcla de ambas razas, y hay que entenderlo como tal para conseguir un perfecto animal de compañía.

Su carácter está marcado por el sentimiento de jerarquía, igual que ocurre con las manadas de lobos, por lo que su educación ha de hacerse consecuentemente.

El perro Lobo Checo es por lo general animales fieles y obedientes con su dueño, pero solo responderán ante él. Suelen ser algo tímidos y desconfiados con extraños, y tienen también desarrollado el instinto de caza, por lo que es primordial socializarlo con todo tipo de animales y personas desde cachorro para evitar incidentes en su madurez.

No es una raza agresiva, pero sí valiente y segura de sí misma, por lo que tomará decisiones propias y nunca se echará atrás ante un ataque.

Por otro lado, es un tipo de perro muy activo y enérgico, que necesita soltar toda su energía con diversas actividades y ejercicios, tanto físicos como mentales, que vayan mucho más allá de los paseos diarios. Siempre se mantiene alerta y dispuesto a iniciar cualquier juego o actividad junto a su familia, así que puede ser un compañero perfecto de aventuras.

Convivencia

Puede convivir perfectamente con otros animales siempre que se eduque y acostumbre desde pequeños, aunque eso no significa que al resto de animales los respete.

Por ejemplo, puede llegar a mantener una buena relación con el gato de la familia, pero tener instintos de caza hacia cualquier otro gato del vecindario debido a su genética, por eso habrá que estar siempre atento a su reacción cuando esté en entornos abiertos con posibilidad de que aparezcan otros animales.

Es una gran mascota para los niños, puesto que tiene mucha paciencia y tolera sus juegos, incluso los más bruscos.

Como con cualquier otra raza, siempre es conveniente supervisar la relación entre los niños y el perro lobo checoslovaco, pero es una raza que tenderá siempre a cuidar y a proteger a los pequeños de su familia.

Cuidados y Salud del Perro Lobo Checo

El Perro Lobo Checo es una raza muy sana y robusta. Es aconsejable preguntar al criador qué problemas de salud han visto en cada línea genética.

Pruebas de salud recomendadas por el National Breed Club
  • Evaluación de cadera 
  • Evaluación del codo 
  • Mieolopatía degenerativa 
  • Examen de la vista por un oftalmólogo 
  • Depósito de ADN 
  • Dentición (completa) 
  • Evaluación cardíaca (opcional) 
  • Tiroiditis autoinmune (opcional) 
  • Prueba de ADN de enanismo pituaitario (opcional) 

Consulte a su veterinario por el caácter de estas pruebas opcionales pero recomendadas

Otros Cuidados: 

El perro lobo checo tiene un pelaje resistente a la intemperie; se limpia de barro y suciedad de forma natural.

 Rara vez necesitan un baño y tienen poco o ningún olor corporal. 

Se mudan dos veces al año y en ese momento se requiere un cepillado diario. 

El pelaje de invierno de un perro lobo checo es más grueso, más pesado y más largo que el pelaje de verano más corto y delgado, y esto puede requerir más preparación durante los meses más fríos del año. 

Sus uñas fuertes y de rápido crecimiento deben recortarse regularmente con un cortaúñas o un esmerilador para evitar que crezcan demasiado, se partan y se agrieten.

 Sus oídos deben revisarse con regularidad para evitar la acumulación de cera y escombros que pueden resultar en una infección.

 Los dientes deben cepillarse con regularidad.

Como con cualquier raza de cualquier tamaño y tipo.

Tener un perro no es solo un privilegio; es una responsabilidad. Dependen de nosotros para, como mínimo, comida y refugio, y merecen mucho más. Cuando llevas un perro a tu vida, debes comprender el compromiso que implica tener un perro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba