Alergia e Intolerancia Alimentaria ¿Es lo Mismo?

Alergia e intolerancia Alimentaria

Las alergia e intolerancia alimentaria se definen como:

Las reacciones adversas a los alimentos pueden ser de origen inmunológico (alergias alimentarias) o no inmunológico (intolerancia alimentaria).

La alergias alimentarias se definen como una reacción inmunológica exagerada frente a uno o varios alérgenos alimentarios ingeridos.

En cambio, la intolerancia alimentaria se desarrolla por mecanismos distintos: farmacológicos, metabólicos, tóxicos o idiosincrásicos.

Sin embargo, los síntomas que producen estos dos procesos son muy similares, siendo el más frecuente el prurito no estacional.

La prescripción de una dieta de eliminación comercial o casera con restricción de proteínas constituye el único método para el correcto diagnóstico de las alergias o intolerancias alimentarias.

Así mismo, el tratamiento de estos procesos consiste en evitar el alimento causante de la reacción adversa.

Alergia Alimentaria

El término alergia alimentaria clásicamente englobaba todas las reacciones adversas que se producían tras la ingestión de un alimento.
Sin embargo, a medida que se han ido conociendo los mecanismos que desencadenan estas reacciones, la terminología ha sido modificada y adaptada a cada situación.

Así, se distinguen claramente dos términos bien diferenciados en su significado:
Las alergias o hipersensibilidad alimentaria se caracteriza por una respuesta inmunológica exagerada frente a la ingestión de alérgenos alimentarios específicos(pollo, pato, carne,……)

Cuando el alérgeno es ingerido por primera vez por el animal, su tejido linfático asociado al intestino (GALT) se activa y permite la síntesis de inmunoglobulinas (IgE/IgG) alergenoespecíficas que se unen a los mastocitos localizados tanto en la mucosa intestinal como en otros órganos (fase de sensibilización).

En el siguiente contacto con el alérgeno, éste se liga a las IgE específicas unidas a la superficie de mastocitos, e induce la desgranulación de estas células, que liberan los mediadores celulares responsables de los síntomas de las alergias.

A pesar de que éste es el mecanismo más conocido, también se ha sugerido la existencia de alergias alimentarias que cursan mediante procesos de hipersensibilidad de tipo III y IV y que, por tanto, no están mediadas por IgE.

Es importante destacar que cualquier alimento ingerido puede causar una reacción alérgica.

La mayor parte de los componentes alergénicos de los alimentos la constituyen las glicoproteínas hidrosolubles.

Entre los alérgenos más frecuentes podemos encontrar proteínas de diversos alimentos como la leche, el buey, el trigo, los huevos, el pescado o la soja.

De forma general, podemos apuntar que los alimentos más susceptibles de causar una alergia son aquellos con un contenido proteico mayor, y que son consumidos con mayor frecuencia

Alergia e Intolerancia alimentaria

Intolerancia alimentaria

Las intolerancia alimentarias a diferencia de la alergia alimentaria no requiere una previa exposición al alimento para manifestarse.

Los mecanismos que desencadenan una intolerancia alimentaria, pueden ser de diversa naturaleza:

  • FARMACOLÓGICOS
    Existen alimentos que contienen, en mayor o menor cantidad, substancias farmacológicas activas
    como la histamina o la cafeína que, al ejercer su acción en el organismo, pueden provocar síntomas de intolerancia.
  • METABÓLICOS
    Un déficit en determinados enzimas necesarios para la digestión y metabolismo de ciertos alimentos ha sido detectado en algunos individuos.
    Como ejemplo, en el hombre la carencia de lactasas necesarias para digerir las proteínas de la leche
    desencadena la intolerancia a la leche y sus derivados.
  •  IDIOSINCRÁSICOS
    Estas reacciones engloban todos aquellos problemas intrínsecos del animal que no son de naturaleza fisiológica, ni farmacológica, y que provocan una intolerancia sin la intervención del sistema inmunitario.
  •  TÓXICOS
    Las toxinas pueden proceder del alimento, o bien de bacterias u hongos presentes en él (aflatoxinas, ocratoxinas, etc).

Factores desencadenantes

Si bien aparentemente no existe una raza, edad o sexo determinado que predisponga a sufrir una reacción adversa alimentaria, existen determinados factores que pueden contribuir a la aparición de estos problemas:

Mala digestión: Las proteínas ingeridas son normalmente digeridas e hidrolizadas, dando lugar a fracciones pequeñas de péptidos que difícilmente inducen  respuestas alérgicas.

Si la digestión es incompleta, existirá una mayor carga antigénica en el intestino.

Aumento de la permeabilidad intestinal: Si la permeabilidad del intestino se ve alterada, se produce una absorción desmesurada de proteínas.

Del mismo modo, las alergias alimentarias aumentan a su vez la permeabilidad intestinal.

Parasitismo: En el gato, la infestación por Toxocara cati favorece tanto la penetración de los alergenos a través del intestino, como la síntesis de IgE contra alergenos alimentarios.
Déficit en IgA: Las inmunoglobulinas A son, en parte, responsables de la respuesta inmunitaria que se produce cuando un alergeno es ingerido.

En algunas razas de perros (Pastor Alemán) se han descrito concentraciones anormalmente bajas de estas inmunoglobulinas

Síntomas clínicos de Alergia o Intolerancia Alimentaria

A pesar de que la alergias e intolerancia alimentaria se originan por mecanismos muy distintos,
los síntomas que producen son muy similares.

Estos pueden aparecer de forma inmediata (minutos a horas) o de forma tardía (horas a días) tras la ingestión del alimento.
Los síntomas de una alergia / intolerancia alimentaria son principalmente de naturaleza cutánea y pueden manifestarse a cualquier edad (desde los 2 meses hasta los 13 años).

En el perro, el síntoma más frecuentemente observado es el prurito no estacional y eritema generalizado.

De forma secundaria, pueden aparecer piodermas recurrentes y descamación excesiva acompañada o no por una dermatitis por Malassezia.

Por otra parte, la alopecia traumática (autoprovocada por lamido) y la dermatitis miliar son signos comúnmente observados en esta especie.

Aproximadamente un 10% de los perros que presentan una alergia / intolerancia alimentaria manifiestan además síntomas gastrointestinales (vómitos, diarreas).

Alergia e intolerncia alimentaria
prurito2
Alergia e intolerancia Alimentaria
Sintomas en pelo y piel

Protocolo diagnóstico de Alergia o Intolerancia alimentaria

El protocolo que se debería seguir para el diagnóstico de alergias / intolerancias alimentarias es el siguiente :

  1.  Controlar las posibles infecciones cutáneas y digestivas concomitantes y descartar la presencia de parásitos cutáneos y/o intestinales. ( desparasitar )
  2.  Establece un cuestionario detallado con el fin de obtener un listado de todos y cada uno de los alimentos que comee regularmente el animal (sin olvidar las golosinas, los medicamentos ingeridos, etc) que deberán ser excluidos durante la fase de la dieta de eliminación.
  3.  Prescribir una dieta de eliminación, cuya composición incluya una fuente de carbohidratos y otra de proteínas a las que el animal no haya estado expuesto nunca anteriormente. La nueva dieta debe sustituir progresivamente a la dieta habitual, y se debe administrar durante un mínimo de 8 semanas.
  4.  Si se observa una mejoría clínica (disminución del prurito de, al menos, el 50%), volver a administrar la antigua dieta durante 7-15 días, para provocar los síntomas de la alergia/ intolerancia alimentaria (test de provocación). Si por el contrario, los síntomas persisten, el diagnóstico de alergia/ intolerancia alimentaria puede descartarse.
  5. Teas el test de provocación los síntomas vuelven a aparecer, administrar nuevamente la dieta de eliminación: si el paciente responde por segunda vez a la dieta de eliminación, el diagnóstico de la alergia/intolerancia alimentaria quedará confirmado.
  6. Finalmente, añadir periódicamente (cada semana) un nuevo ingrediente, con el fin de detectar el alimento causante del problema

¿Qué dieta de eliminación elegir?

Disponemos de dos alternativas:

Las dietas caseras o las dietas comerciales (piensos hipoalergénicos). Cada una de ellas presenta ventajas e inconvenientes que deben analizaese.

DIETAS CASERAS

Las fuentes de proteína más comúnmente utilizadas son la carne de caballo o conejo, dependiendo de los hábitos alimenticios del animal.

Como fuente de carbohidratos se aconseja generalmente el arroz o la patata.

A pesar de que las dietas caseras son la mejor alternativa para el diagnóstico de las reacciones adversas, a largo plazo, pueden causar carencias vitamínicas en el animal si no se contemplan.

DIETAS COMERCIALES HIPOALERGÉNICAS

Estas dietas, nutricionalmente equilibradas, incluyen un número limitado de alérgenos

Sin embargo, en muchas ocasiones los aditivos y estabilizantes que contienen pueden contribuir al mantenimiento de la alergia / intolerancia.

VHN Dog Hypoallergenic

Por ello suele recomendarse su uso, no tanto con el fin de diagnosticar una alergias /intolerancias alimentarias, sino como dieta de mantenimiento una vez diagnosticado el problema.

Recientemente han aparecido en el mercado dietas hipoalergénicas en las que, en lugar de limitar el número de ingredientes y seleccionar un solo tipo de proteínas, se ha utilizado una nueva tecnología que permite reducir el tamaño de las proteínas (<12.000 daltons), disminuyendo así su capacidad alergénica.

Si tu perro tiene algún síntoma, rojeces, descamaciones, se lame las patas,…., consulta con tu veterinario

Va a ser quien te guie en el proceso de dieta de eliminación y te aconsejará sobre los pasos a seguir.

Si te ha gustado este artículo sobre Alergias e intolerancias alimentarias, regálame un comentario para que pueda seguir haciendo artículos como este.

Para cualquier consulta o aclaración ponte en contacto con nosotros de la manera que mejor te convenga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba