comederos de metal

COMEDEROS DE METAL

Los comederos de metal son la solución más limpia y elegante

 Un comedero de acero puede limpiarse fácilmente, de esa manera se evita que las bacterias y sedimentos se fijen en el comedero.

 

Mostrando los 18 resultados

Higiene

La superficie del acero no es porosa y, siempre que mantengas los cuencos limpios, no corres el riesgo de que se desarrollen bacterias que puedan enfermar a tu mascota.

En cambio, los elementos de plástico y, sobre todo los de cerámica, van acumulando residuos en sus poros, aunque los limpies a conciencia.

Además, si optas por un cuenco de acero inoxidable, te va a resultar mucho más fácil de lavar, y te quedará impecable con poco esfuerzo.

Salud

A la ya mencionada ausencia de bacterias, hay que agregar que los elementos elaborados con esta aleación de hierro y carbono, no provocan alergias, algo que fácilmente puede ocurrir con objetos de plástico.

Tampoco presentan toxicidad alguna. Como no se oxidan, nunca liberarán sustancias que dañen a tu peludo. Lamentablemente, no podemos asegurar lo mismo de algunos cuencos elaborados con materiales sintéticos y que pueden llegar a tener sustancias peligrosas para el can, sobre todo si no son de buena calidad.

Resistencia y durabilidad

 Ten en cuenta que:

  • No se corroen con el paso del tiempo.
  • No se rompen si se caen o se golpean, al contrario de los de cerámica.
  • No pueden ser destruidos por los dientes de un cachorro en proceso de dentición o de un perro adulto que muerde todo tipo de objetos por motivos diversos, como sucedería con los recipientes de plástico.

Carrito de compra

Categorías del producto

Marca

Precio

Ir arriba