Rottweiler

El Rottweiler, inteligente y seguro de sí mismo, es fácil de mantener a pesar de su tamaño. Esta inteligencia le permite ser un perro fácilmente adiestrable, capaz de distinguir entre un extraño y quien le proporciona atención y cuidados.

Sin duda, un dueño competente que sepa entender su carácter es fundamental para garantizar una convivencia adecuada.

No recomendados para propietarios primerizos, necesitan una socialización amplia y continua para ser buenos compañeros de la familia.

Rottweiler : Historia

El origen de la raza se encuentra probablemente en el Imperio Romano.

En aquellos tiempos, la legión romana viajó con perros de trabajo de reunir el ganado necesario para alimentar al ejército.

rottweiler

Los antepasados principales de los primeros rottweiler durante este tiempo se cree que es el perro romano de pastoreo.

Estos perros se fueron mudando con los romanos más allá de las regiones alpinas, donde protegían a la gente y conducían el ganado, así como los perros boyeros suízos.

En la región de Rottweil (origen de su nombre) en Alemania, muy próxima a Stuttgart, estos ejemplares se cruzaron con los perros nativos, de los cuales surgió una mezcla.

A partir de entonces, la tarea principal del rottweiler fue la de cuidar y conducir ganado mayor y defender a su amo y sus posesiones.

Origen

Su nombre, «perro de carnicero de Rottweil», lo obtuvo por la antigua ciudad imperial de Rottweil.

Los carniceros lo criaban solo de acuerdo a su rendimiento y utilidad. Fue así como, al paso del tiempo, se formó una raza de protección y conducción inmejorable, a la que también se le encontró utilidad como perro de tracción.

Esta región se convirtió en un área importante de ganado, y los descendientes de los perros de ganado romanos demostraron su valor en la conducción y la protección de los bovinos de los ladrones y animales salvajes.

Los rottweiler han sido utilizados por los carniceros que viajaban entre los mercados durante la Edad Media para proteger las bolsas de dinero atadas alrededor de sus cuellos.

Sin embargo, como los ferrocarriles se convirtieron en el principal método para moverse, la raza disminuyó mucho y estuvo a punto de extinguirse.

Cuando a principios el siglo XX se buscaron razas caninas para el servicio policial, se le hicieron pruebas al rottweiler.

Se demostró rápidamente que este perro era perfectamente apto para las tareas del servicio policial, ya que demuestra un carácter fuerte, su gran musculatura, potencia y embiste hacen sentir mucho temor a sus contrincantes.

Es por eso que en 1910 se le nombró oficialmente como perro policía.

La preparación para la Primera Guerra Mundial provocó una gran demanda de perros policía, y que condujo a un resurgimiento del interés en el rottweiler.

Durante las Guerras Mundiales I y II, los rottweilers fueron puestos en servicio en varios papeles, incluyendo como perros mensajeros y para la entrega de artefactos explosivos en territorios enemigos, ambulancias, rastreadores y de guardia.

Los criadores del Rottweiler aspiran una raza fuerte, muy vigorosa, de color negro, con marcas fuego (tostado) bien delimitadas, que a pesar de su apariencia totalmente enérgica, no deja de ser noble, siendo muy apropiado como perro de servicio, compañía, salvamento y trabajo.

Características Físicas del Rottweiler

APARIENCIA GENERAL:

El Rottweiler es un perro de tamaño medio a grande, robusto, ni pesado ni liviano, ni con extremidades demasiado altas ni débil.

Su construcción correctamente proporcionada, compacta y poderosa, permite concluir que es un perro muy poderoso, ágil y resistente

Altura a la cruz:

  • Machos: 66 cm
  • Hembras: 61 cm

Rango de peso:

  • Machos: 38 – 61 kg
  • Hembras: 36 – 45 kg

CABEZA

REGIÓN CRANEAL:

  • Cráneo: De longitud mediana, relativamente ancho entre las orejas. Vista de lado, la frente es moderadamente arqueada; la protuberancia occipital está bien desarrollada, sin ser demasiado notoria.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Relativamente fuerte. Los surcos frontales no son demasiado profundos.
REGIÓN FACIAL:
  • Trufa: Bien desarrollada, más bien ancha que redondeada, con narinas relativamente grandes, siempre negra.
  • Hocico: En relación con el área del cráneo no debe dar la impresión de acortado o alargado.
    • La relación entre el largo del hocico y el largo del cráneo es de aproximadamente de 1 a 1,5.
    • Caña nasal recta, ancha en su inserción, disminuye moderadamente su ancho de atrás hacia adelante.
  • Labios: Negros, bien pegados. La comisura labial es bien cerrada; encías lo más oscuras posibles.
  • Mandíbulas / Dientes: Tanto la mandíbula superior como la inferior son bien fuertes y anchas. Dentadura sana, fuerte y completa (42 piezas). Con mordida en tijera, los incisivos superiores sobrepasan los inferiores en forma ajustada.
  • Mejillas: Arcos cigomáticos pronunciados.
  • OJOS: De tamaño mediano, de forma almendrada, de color marrón oscuro; con párpados bien adherentes.
  • OREJAS: De tamaño medio, colgantes, triangulares, muy separadas y de implantación alta. Con las orejas bien pegadas y colocadas hacia delante, lo que hace que el área del cráneo de la impresión de ser más ancha.
  • CUELLO: Fuerte, de buen largo, bien musculado, ligeramente arqueado, limpio, libre de papada o piel suelta.
rottweiler
CUERPO
  • Espalda: Recta, fuerte y firme.
  • Lomo: Corto, fuerte y profundo.
  • Grupa: Amplia, de longitud mediana, ligeramente redondeada, sin ser plana, ni con mucha caída.
  • Pecho: Espacioso, amplio y profundo (aproximadamente 50% de la altura a la cruz), con antepecho bien desarrollado y costillas bien arqueadas.
  • Vientre: Flancos no recogidos.
  • COLA: En condición natural, fuerte, a nivel y en una prolongación de la línea superior; en atención, cuando está excitado o en movimiento puede llevarla hacia arriba con una leve curva; en reposo puede colgar. Llevándola hacia abajo entre las piernas la cola alcanza los corvejones o es un poco más larga.

EXTREMIDADES

MIEMBROS ANTERIORES:

Vistos de frente son rectos y no muy juntos.

  • Los antebrazos, vistos de lado, son rectos y verticales. La inclinación de las escápulas en relación con la horizontal es de 45°.
  • Hombros (Escápulas): Bien inclinados hacia atrás.
  • Brazos (Húmeros): Bien pegados al tronco.
  • Antebrazos: Poderosamente desarrollados y musculados.
  • Metacarpos: Ligeramente elásticos, fuertes, levemente oblicuos.
  • Pies anteriores: Redondos; cerrados y bien arqueados; uñas cortas, negras y fuertes.
MIEMBROS POSTERIORES:

Vistos de atrás son rectos, paralelos y no muy juntos. En posición natural se forman ángulos obtusos entre el muslo y el hueso ilíaco, entre el muslo y la pierna (rodilla), y entre la pierna y el metatarso (corvejón).

  • Muslo: Moderadamente largo, ancho y fuertemente musculado.
  • Pierna: Larga, fuerte, con mucha musculatura, tendinosa.
  • Corvejón: Poderoso; bien angulado, no empinados.
  • Pies posteriores: Un poco más largos que los delanteros. Dedos fuertes, arqueados y tan cerrados como los pies anteriores.

MANTO

Rottweiler

Pelo: Compuesto de una capa externa y sub-pelo.

El pelo de la capa externa es de largo medio, duro, espeso y bien apretado.

El sub-pelo no debe aparecer a través de la capa externa.

En los miembros posteriores, el pelo es un poco más largo.

Color: Negro, con marcas fuego (vivo color tostado) bien delimitadas en las mejillas, hocico, garganta, pecho y miembros, así como arriba de los ojos y bajo la base de la cola

Temperamento del Rottweiler

De acuerdo con el estándar de FCI, el rottweiler es de buen carácter, tranquilo en la disposición básica, muy devoto, obediente, dócil y con ganas de trabajar.

Su aspecto es natural y rústico, su comportamiento seguro de sí mismo, firme y sin miedo.

Ellos reaccionan a su entorno con una gran lucidez mental. El American Kennel Club dice que es «básicamente un perro tranquilo, seguro y valiente, con una frialdad segura de sí misma que no se presta a las amistades inmediatas e indiscriminadas».

Un rottweiler es seguro de sí mismo y responde en voz baja y con una actitud de esperar y ver la actitud de las influencias de su entorno.

Protector

Tiene un deseo inherente de proteger el hogar y la familia, y es un perro inteligente de extrema dureza y adaptabilidad, con una fuerte voluntad de trabajar, que los hace especialmente adecuados como compañeros, guardianes y perros de uso general. Rottweiler es una raza de pastoreo de gran alcance con genes bien desarrollados.

Al igual que con cualquier otra raza, el comportamiento potencialmente peligroso en los rottweiler por lo general son fruto de un propietario irresponsable, abuso, negligencia o falta de socialización y formación. Sin embargo, la fuerza excepcional del rottweiler es un factor de riesgo adicional que no debe ser descuidada.

El rottweiler ama a sus dueños y pueden comportarse de una manera cariñosa hacia la familia y amigos, pero también son protectores de su territorio y no acogen a los extraños hasta que estos son introducidos en el ambiente.

El entrenamiento de obediencia y la socialización son elementos básicos.

Salud y cuidados del Rottweiler

A pesar de que sus problemas de salud son mayores que en otras razas, para ser un perro de gran tamaño no es excesivamente propenso a las enfermedades.

El parvovirus (una enfermedad del sistema inmunitario) y el hipotiroidismo. Por razones desconocidas, los rottweilers son más susceptibles que otras razas de infectarse con el parvovirus

Entre los peligros más frecuentes a los que se enfrenta la raza se encuentra la torsión de estómago. Éste es un problema que afecta a perros adultos o ancianos y que se deriva de su gran tamaño.

Enfermedades

Además, hay que tener especial cuidado con :

  • Displasia de cadera o de codo. Recomendamos, también supervisar el juego y el ejercicio para evitar fisuras que incrementan la posibilidad de padecer ésta y la osteocondrosis (una afección del cartílago que sufren especialmente perros jóvenes)
  • Lesión del ligamento cruzado craneal: una ruptura del ligamento que une el fémur a la tibia, los dos huesos principales de la articulación de la rodilla.
  • Entropión: una condición genética en la cual el párpado se invierte o pliega hacia adentro.

La actividad física diaria es indispensable. Incluso cuando son cachorros, asegurarla mediante juegos o paseos permitirá prevenir el atrofiamiento de las extremidades.

Igualmente, si tu Rottweiler debe vivir en una vivienda reducida, acostumbrar a cansarlo fuera de casa y ejercitarlo diariamente.

los rottweiler son propensos a la obesidad.

Algunas de las consecuencias de la obesidad pueden ser muy graves, entre ellas la artritis, dificultades respiratorias, diabetes, insuficiencia cardíaca, problemas reproductivos, enfermedades de la piel, disminución de la resistencia a las enfermedades y el sobrecalentamiento causado por la capa gruesa de grasa bajo la piel.

Si te ha gustado este artículo sobre el Rottweiler recuerda dejarme algún comentario

Si te has decidido a adquirir uno de estos ositos, puedes contactarnos y te buscaremos el mejor criador con todas las garantías sanitarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Nuestro equipo est'a aqui para ayudarte
Ir arriba