Paracetamol en Gatos: Altamente Tóxico

El paracetamol pertenece al grupo farmacológico de los AINE’s (Antiinflamatorios No Esteroideos), actúa principalmente como antiinflamatorio disminuyendo la síntesis de unas sustancias que intervienen en la cadena de la inflamación (prostaglandinas) aunque también es un excelente antipirético (disminuye la temperatura corporal en caso de fiebre).

El paracetamol en gatos es extremadamente tóxico e incluso parte de una sola tableta puede tener consecuencias fatales

paracetamol en gatos

En los humanos el paracetamol generalmente se considera un fármaco inocuo. Podríamos usarlo para todo, desde dolores de cabeza hasta dolores musculares.

Está disponible con diferentes marcas y en muchas formulaciones diferentes, incluidas tabletas, cápsulas, suspensiones líquidas y preparaciones en polvo, y está disponible en productos compuestos con otros medicamentos como codeína, cafeína, aspirina, ibuprofeno y descongestionantes.

Para los humanos, se ve como un analgésico suave y lo usamos para todo, desde el dolor hasta los dolores de cabeza, pero para los gatos, el paracetamol en gatos es extremadamente tóxico.

Los gatos no pueden descomponer el paracetamol y se producen toxinas que dañan gravemente el hígado y los glóbulos rojos. Incluso solo una parte de una sola tableta puede causar una toxicidad grave y la muerte.

En comparación con otras especies, los gatos tienen menos enzimas hepáticas de fase II (como, uridina 5-difosfato-glucuronosiltransferasa); por lo tanto, no pueden metabolizar los fármacos que se excretan como conjugados glucurónidos.

 En consecuencia, algunas dosis e intervalos de dosificación pueden ser muy diferentes en los gatos a diferencia de los perros.  Por ejemplo, los fármacos tales como el acetaminofeno (paracetamol) son tóxicos para los gatos.  Varios AINE son también muy lentamente metabolizados y deben ser evitados.

Intoxicación:

La intoxicación por paracetamol en gatos es especialmente importante en el gato ya que una única dosis (600 mg) puede provocar un cuadro grave de intoxicación.

El principal motivo de esta intoxicación es el desconocimiento por parte de los propietarios, que, al asemejar la especie felina a la humana, tienden a tratar a sus gatos con paracetamol para resolver el problema en concreto que presente. También existen los casos en los que el animal accidentalmente ingiere paracetamol (o cualquier otro fármaco) por descuido del propietario.

Rara vez un gato come por propia voluntad una pastilla que ha caído al suelo o ha quedado a la vista.

Las consecuencias más importantes son la conversión de la hemoglobina en metahemoglobina (no efectiva en el transporte de O2), oxidación de la hemoglobina, formación de cuerpos de Heinz, hemólisis y necrosis hepatocelular, aunque ésta es una característica más frecuente en el perro. 

Para que el paracetamol funcione debe metabolizarse por el hígado pero en los gatos este paso genera una sustancia tóxica que produce grandes complicaciones.

¿ Que hace que el paracetamol en gatos sea tan tóxico?

Por un lado causa un grave daño en el hígado y por otro afecta a los glóbulos rojos dificultando su capacidad de llevar el oxígeno, produciendo algo parecido a una asfixia de las células.

Los síntomas que podemos observar son:

vómitos, depresión, anorexia, debilidad, ptialismo, edema subcutáneo (extremidades y cara), cianosis, ictericia, taquicardia y taquipnea. 

Lo más llamativo es que el color de las mucosas (encías, conjuntiva…). Se torna de color azulado precisamente indicando lo poco oxigenada que está la sangre.

Paracetamol en gatos

¿Pueden tratarse?

Sí, pero debe tratarse de inmediato en un centro veterinario, ya que si los daños producidos por el paracetamol son grandes, será muy difícil salvar a vuestro gatito.

En el caso de que la ingestión sea reciente para parar la absorción del tóxico, le podemos hacer vomitar y dar carbón activado.

El pronóstico es generalmente bueno si el tratamiento se instaura rápidamente.

Con el fin de evitar la absorción se realiza un tratamiento general para intoxicaciones. Se administra N-acetilcisteína y vitamina C.

También se procede a un tratamiento de soporte adecuado según la gravedad del caso: fluidoterapia, transfusión sanguínea y oxigenoterapia.

Video distribuido y creado por Icatcare

No debemos administrar medicamentos a nuestros animales y menos paracetamol en gatos sin consultar previamente a un veterinario.

Automedicar a nuestras mascotas,( como administrar paracetamol en gatos ) incluso con fármacos veterinarios (aunque nos resolviera en el pasado), entraña múltiples riesgos, los cuales son aún mucho mayores cuando esta auto medicación se realiza con fármacos destinados al consumo humano.

Para evitar accidentes que podrían costarle la vida a tu mascota, toma conciencia, acude al veterinario siempre que sea necesario y no le administres ningún fármaco que no haya sido prescrito por el profesional adecuado.

También es importante mantener los fármacos fuera del alcance de niños y animales para evitar accidentes.

Si te ha gustado este artículo sobre la toxicidad del paracetamol en gatos déjanos un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba