Razas de perros

Galgo Español

Galgo

El Galgo Español es una raza canina autóctona de España perteneciente al grupo de los lebreles.

Es una raza pura, es decir, que sus características se han logrado por selección a través de los siglos y no por cruce de otras razas.

El galgo es un gran corredor incluso pueden alcanzar 70km/h.

Historia del Galgo Español

Suele hablarse del parecido entre el galgo y las representaciones caninas del arte egipcio.

El galgo probablemente tiene sus principales ancestros en los perros faraónicos egipcios, igual que el podenco.

Es probable además que el Vertades romano sea otro de sus antepasados.

En los siglos IX y X ocurre la colonización de grandes áreas de León y de Castilla coincidiendo con la Reconquista.

galgo español

Las grandes extensiones de terrenos baldíos y barbechos producen un incremento de las piezas de caza. Consolidándose la tradición a las carreras de liebres con galgos, práctica común tanto en los reinos árabes como cristianos.

El galgo se va forjando en la Meseta Central, extendiéndose por todas aquellas zonas llanas en las que no puede hacerle competencia el sabueso.

Las denominaciones de Galgo y Lebrel se han asentado en la actualidad como verdaderos sinónimos.

Sin embargo, no siempre fue así, el lebrel del siglo XIV poseía un tamaño medio, una cabeza bastante gruesa y alargada, la barriga voluminosa y unas ijadas poderosas.

Con el paso del tiempo fue variando su morfología, al mismo tiempo que cada vez más a menudo se les denominaba lebrel o galgo indistintamente.

A principios del siglo xx ocurre un cruce masivo de Galgo Español y Galgo Inglés, (descendiente suyo y variedad de galgo más veloz).

Esto se debe a la pretensión de conseguir animales más rápidos con los que competir en los canódromos, que hacían furor en Inglaterra y estuvieron muy de moda en la España de esa época.

Esta circunstancia puso en peligro la pureza de la raza (considerada una raza pura, es decir, que no es el resultado del cruce, sino de la selección prolongada en el tiempo).

Tras notables esfuerzos, se logró reconducir la raza a partir de los aún abundantes galgos españoles puros que seguían en manos de criadores y cazadores.

galgo español

Pese a su antigüedad y relevancia, el Galgo Español fue reconocido bastante tarde por las asociaciones caninas

Por su origen principalmente anglosajón tienden a ver al Galgo Inglés como la referencia más destacable de este tipo de perros.

El Galgo : Su uso cinegético

En España, el galgo fue utilizado para la caza mayor en monterías y para la caza de la liebre en campo abierto, donde el perro caza la pieza sin la intervención del hombre tras una persecución.

Este tipo de caza, que en la actualidad tiene carácter deportivo, en el pasado era un acto de prestigio social en el que la caza era un pretexto para demostrar quién era el poseedor del mejor ejemplar.

Debido a sus condiciones tan particulares, España es probablemente el país donde el galgo es utilizado en un mayor número de modalidades cinegéticas y deportivas.

El galgo de campo mueve en España anualmente del orden de sesenta millones de euros, cálculo que solo se refiere a una parte de los aficionados del país incluidos en sociedades galgueras.

Esta pequeña parte de galgueros preparan al año entre tres mil y cuatro mil galgos con motivo de su participación en los distintos Campeonatos de Campo Abierto.

Este tipo de pruebas, donde cada año se premia al ejemplar más característico.

El mestizaje con el Galgo Inglés para conseguir animales más rápidos en carreras se ha detenido y erradicado por varios motivos:

  • Esta actividad cinegética evoluciona a pasos agigantados para convertirse en un verdadero deporte, donde el hecho de matar la liebre es secundario en favor de la belleza de la carrera.

El galgo híbrido pierde gran parte de dicha belleza, por lo que se valora cada vez más la pureza del Galgo Español.

Las circunstancias particulares dentro de la geografía tienen incidencia, y nunca un galgo que lleva corriendo generaciones en Andalucía tendrá las mismas características que otro que de igual forma lleva corriendo otras tantas generaciones en Castilla.

  • En Andalucía y muchas partes de la Mancha impera la viña y el olivo, teniendo la liebre perdederos próximos.

De igual manera al ser el clima benigno, contará a lo largo del año con comida abundante sin necesidad de recorrer grandes distancias.

Adicionalmente se la molesta menos al encontrarse dentro de grandes fincas sin caminos vecinales. Todas estas cuestiones van a hacer que el galgo que impere en estas zonas sea más pequeño y su musculatura algo más corta y redondeada, es decir, mayor potencia en los cuartos traseros.

Ver Video 1

galgo español

Esto se debe a que debe ser un galgo que las llegue rápidamente y salga de los cortes con mayor facilidad.

Menos pesado por la blandura del terreno donde pisa y en definitiva más rápido y menos resistente, aunque una propiedad no tiene por qué excluir a la otra.

  • En Castilla, donde prevalecen los grandes espacios, la liebre recorre grandes distancias en busca de alimento y su única defensa al estar sus perdederos alejados son sus patas y su corazón.

En este tipo de terreno se va a imponer otro tipo de galgo, más duro de huellas, con mayor profundidad de pecho, de musculatura más larga y plana, en definitiva un galgo de mayor resistencia.

Estos galgos al ser más pesados tendrán más alzada, y de hecho han sido los considerados más puros de cara a la estabilización de la raza.

Asimismo, fuera de España, concretamente en Chile (principalmente en la Zona Central), estos perros fueron usados en las competencias que se efectúan en Fiestas Patrias.

Galgo Español

Estandar de la Raza (FCI)

TAMAÑO:

Alzada a la cruz:

  • Machos de 62 a 70 cm
  • Hembras de 60 a 68 cm

CABEZA: Proporcionada con el resto del cuerpo, larga, enjuta y seca. La relación cráneo-hocico es 5/6: longitud del cráneo 5, longitud del hocico 6. Líneas cráneo-faciales divergentes.

El conjunto cráneo-hocico visto desde arriba ha de ser muy alargado y uniforme; con hocico largo, estrecho.

REGIÓN CRANEAL:

  • Cráneo: De escasa anchura y perfil subconvexo. La anchura del cráneo no alcanzará la medida de su longitud.

El cráneo está recorrido por un surco central bien marcado en sus dos primeros tercios; los senos frontales y la cresta occipital son simplemente marcados.

  • Depresión naso-frontal (Stop): Suave, muy poco acentuada.

REGIÓN FACIAL:

  • Trufa: Pequeña, húmeda y de mucosas negras.
  • Hocio: Largo, de perfil subconvexo, con ligero acarneramiento del borde superior hacia la trufa. Caña nasal estrecha.
  • Labios: Muy enjutos. El superior cubrirá justamente al inferior. El inferior no presentará comisura labial marcada. Finos, tensos y de mucosas oscuras.
  • Mandíbulas/Dientes: Dientes fuertes, blancos y sanos. Mordida en tijera. Caninos muy desarrollados. Existen todos los premolares.
  • Paladar: Del color de las mucosas con crestas muy marcadas.
  • Ojos: Pequeños, oblicuos, almendrados; preferiblemente oscuros, de color avellana. De mirada tranquila, dulce y reservada.
  • Párpados: De piel fina y mucosas oscuras. Muy pegados al globo ocular.
  • Orejas: De ancha base, triangulares, carnosas en su primer tercio y más delgadas y finas hacia el final que será en punta redonda.

De implantación alta. En atención semi erectas en su primer tercio con las puntas dobladas hacia los laterales.

En reposo en rosa, pegadas al cráneo. Ejerciendo tracción llegarán muy próximas a la comisura de ambos labios.

  • Cuello: Largo, de sección ovalada, plano, esbelto, fuerte y flexible. Estrecho en la parte de la cabeza, continuando con ligero ensanchamiento hacia el tronco.

Borde superior ligeramente cóncavo. Borde inferior casi recto con ligera convexidad central.

CUERPO

  • Visto de conjunto: Rectangular, fuerte y flexible, dando sensación de fortaleza, agilidad y resistencia. De pecho ampliamente desarrollado, vientre muy recogido.
  • Línea superior: Con ligera concavidad sobre el dorso y convexidad sobre el lomo. Sin interrupciones bruscas y sin oscilaciones durante el movimiento, dando sensación de gran elasticidad.
  • Cruz: Simplemente marcada.
  • Dorso: Recto, largo y bien definido.
  • Lomo: Largo, fuerte, no muy ancho y de borde superior arqueado con compacta y larga musculatura, dando sensación de elasticidad y fortaleza. La altura del lomo en su parte central puede sobrepasar la alzada a la cruz.
  • Grupa: Larga, poderosa y en pupitre. Su inclinación es superior a los 45° con respecto a la línea horizontal.
  • Pecho: Poderoso, aunque no muy ancho; profundo sin alcanzar el codo y muy largo hasta las costillas flotantes. Punta del esternón marcada.

Costillas: Las costillas con amplios espacios intercostales y aplanadas. El costillar ha de ser bien visible y marcado. El perímetro torácico será ligeramente superior a la alzada a la cruz.
Vientre y flancos: Vientre bruscamente recogido desde el esternón; agalgado. Ijares cortos y secos; flancos bien desarrollados.
Cola: De nacimiento fuerte e inserción baja, discurre pegada entre piernas afinándose progresivamente hasta terminar en punta muy fina.
Flexible y muy larga; sobrepasa ampliamente el corvejón. En reposo caída en forma de hoz con gancho final muy acusado y lateralmente inclinado. Remetida entre piernas con gancho final que casi roza el suelo por delante de los miembros posteriores; es una de las posturas que más tipicidad confieren a la raza.

EXTREMIDADES

MIEMBROS ANTERIORES:

  • Apariencia general: Perfectamente aplomados, finos, rectos y paralelos; metacarpos cortos y finos; pies de liebre.
  • Espalda: Seca, corta e inclinada. La escápula ha de ser sensiblemente más corta que el brazo.
  • Brazo: Largo, de mayor longitud que la escápula, muy musculado, con codos libres aunque pegados al tronco.
  • Antebrazo: Muy largo; recto y paralelo, huesos bien definidos, con tendones bien marcados. Almohadillas carpianas muy desarrolladas.
  • Metacarpo: Ligeramente inclinado, fino y corto.
  • Pies anteriores: De liebre. Dedos apretados y altos. Falanges fuertes y largas. Tubérculos y almohadillas duros y de buen desarrollo. Membrana interdigital moderada y uñas bien desarrolladas.
  • Angulaciones: Ángulo escápulo-humeral: 110°.
  • Ángulo húmero-radial: 130°.

Ver Video 2

galgo español

MIEMBROS POSTERIORES:

Apariencia general: Potentes, huesos bien definidos, musculosos de musculatura larga y bien desarrollada.

Perfectamente aplomados y de correctas angulaciones.
Corvejones bien marcados; metatarsos cortos y perpendiculares al suelo; pies de liebre con dedos altos.
Los miembros posteriores dan sensación de potencia y agilidad en el impulso.

  • Muslos: Muy fuertes, largos, musculados y tensos.

El fémur lo más perpendicular posible. Vistos desde atrás presentarán una musculatura muy marcada a simple vista; larga, plana y potente, su longitud es 3/4 de la de la pierna.

  • Pierna: Muy larga, de hueso marcado y fino. Musculada en su parte superior; menos en la zona inferior, con clara apreciación de venas y tendones.
  • Corvejones: Bien marcados con nítida apreciación del tendón que estará muy desarrollado.
  • Metatarso: Fino, corto y perpendicular al suelo.
  • Pies posteriores: De liebre, al igual que en los miembros anteriores.
  • Angulaciones: Ángulo coxo-femoral: 110°
  • Ángulo femoro-tibial: 130°
  • Ángulo del corvejón: superior a los 140°
galgo español

MANTO

Pelo: Tupido, muy fino, corto, liso; repartido por todo el cuerpo hasta los espacios interdigitales. Ligeramente más largo en la parte posterior de los muslos.

La variedad de pelo duro semilargo presenta mayor aspereza y longitud de pelo, que puede ser variable; aunque siempre repartido uniformemente por todo el cuerpo llega a presentar una barba y
bigotes en la cara, sobrecejas y tupé en la cabeza.

Color: Indeterminado. Se consideran como colores más típicos y por orden de preferencia los siguientes:

  • Barcinos y atigrados más o menos oscuros y de buenas pigmentaciones.
  • Negros.
  • Barquillos oscuros y claros.
  • Tostados.
  • Canelas.
  • Amarillos.
  • Rojos.
  • Blancos.
  • Berrendos y pios.

Carácter y Temperamento

El galgo español no es el más sociable de los perros.

Su carácter es reservado y algo tímido, pero también cariñoso y sensible.

Un animal al que hay que cuidar y dar mucho amor.

Cuando tiene confianza con las personas, es atento y dulce en el trato, y extremadamente bondadoso.

Con una buena socialización, se llevará bien con personas de todas las edades, especialmente con niños.

En sus genes existe un fuerte instinto de caza y persecución, de ahí que resulte imprescindible su socialización y educación para evitar que pueda tratar de capturar pequeños animales.

Por otro lado, cuando viven dentro de casa tienden a generar buenas relaciones con otras mascotas, así que la convivencia entre ambos no debería suponer ningún problema.

Llama la atención cómo cambia el carácter del galgo español cuando está en casa y cuando sale al exterior.

En el interior de la vivienda es frecuente que pase la mayor parte del día durmiendo y en ranquilidad, pero en la calle se llena de energía que debe tener la oportunidad de soltar.

Por eso es aconsejable que tenga un espacio donde correr libremente y sin peligro.

galgo español
Galgo Español

Cuidados y Salud

El galgo español no es un perro especialmente propenso a sufrir enfermedades, aunque sí hay algunas afecciones que aparecen con asiduidad en razas grandes y delgadas como esta.

Hay que tener especial cuidado con la torsión de estómago, un peligroso problema que puede poner en serio riesgo la vida del animal si no se atiende a tiempo.

También puede sufrir cáncer de huesos, por ello es vital acudir con frecuencia al veterinario para realizar las revisiones pertinentes.

En términos generales, el galgo no va a necesitar cuidados demasiado diferentes a los de cualquier otro perro.

Como cuidado a tener muy en cuenta, cabe destacar su alimentación.

Debido a su propensión a sufrir torsión de estómago, es imprescindible ofrecerle siempre un alimento de máxima calidad, que además cuide de sus músculos y huesos.

Es importante también proporcionarle dicho alimento en la cantidad adecuada y en diversas tomas al día, de modo que sea más fácil evitar cualquier problema gástrico.

No olvides procurar ponerle la comida a una altura cercana a su cabeza, para evitar que tenga que agachar demasiado el cuello y que pueda hacerse daño.

En este caso, no ponemos a la venta esta raza. El galgo español ya ha sido muy maltratado y abandonado, los albergues y refugios están repletos de galgos listos para su ADOPCION

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario o compártelo en las redes

Volver a la lista

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *